En el Sahara ya no corren las gacelas

Es de noche en el desierto cuando me cuentan la historia:

– ¿Cuándo naciste? – le preguntó el médico al anciano.
– El año que nació un camello con seis patas.
Las fechas son imprecisas en el desierto. 103 años. 113 años. Quizás 96. El anciano nació el año del camello de las seis patas y cazaba gacelas en su juventud. Luego la vejez le nublo la vista. Cierto día, el médico le quitó el velo de las cataratas que cubrían sus ojos. Y el anciano mirando a su alrededor dijo:
– Ahora que puedo ver, ya no quedan gacelas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *