Union Station: costillas, yonkis y un pirado

Escaleras Union Station

Union Station, Chicago. Obviaré los datos históricos y las referencias arquitectónicas y recurriré al tópico. Me he plantado frente a las escaleras donde cae el carrito de niños en Los Indomables de Elliot Ness, he intentado pensar en algo profundo durante unos segundos y después he ido a la cafetería a cenar algo. Es un sitio extraño pero pulcro. Con yonkis dando vueltas por los alrededores. Negros obesos cenan hamburguesas y un rubio de poco más de 20 años me pide cambio. Los ojos del crack. La mirada de la heroína de mi viejo barrio. Le he dado un dólar. Thank you buddy.

Ceno ribs cagatodo y salgo a fumar un cigarro. Se acerca un tipo negro con una botella empaquetada en una bolsa marrón. Da tumbos o quizás sea su bailoteo al andar. Es beboop callejero. Habla rapeando. Got a cigarrette? Le doy un pitillo y él deja la botella en el suelo. Chicago is shit man, no jobs… se queja de que no hay trabajo, que la gente no se para para ayudarle. Dice que lleva tres días tirado en la calle. No creo. Habría muerto congelado por el frío. Me pide cuatro dólares para ir a Cleveland, NY not Ohio. Le voy a dar uno pero cuando saco el billete ya me ha quitado uno de cinco. Habíamos acordado que me daba las vueltas, pero se hace el longuis. Se lo comento: we´got a deal man. Y el tipo con su you know man, money is coming and going, coming and going y bla bla bla… El tipo se suelta y empieza a cagarse en Chicago otra vez. Dice que va a asaltar un banco y cargarse unos cuantos tipos. Bang, bang, bang grita y simula que dispara con una recortada apuntando al suelo. Luego cierta confusión: el tipo me pregunta si me gustan las tías. Quiere un buen coño para follar (traducción literal), pan, pan, pan, y mueve las caderas.. Yo le entiendo a ver si necesito una chica y le respondo que no. El tío me dice si soy gay. Y yo que no que no. Me mira perplejo y suelta: Eih it´s one thing or the other. Do you like pussy or dick? There´s nothing else. Y yo: pussy, pussy. Pilla la botella, me da un abrazo y se larga.   

3 thoughts on “Union Station: costillas, yonkis y un pirado

  1. Me paso una cosa parecida… fue con 20 libras esterlinas y desgraciadamente acabe en comisaria… en fin…
    Muy bueno

    sigo sin acentos… sera un virus?

  2. Pingback: Más pobres que nunca en Estados Unidos | No sin mi mochila

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *