Hopson Plantation o la historia de la cosechadora que abrió el blues al mundo

No entiendo ni papa de lo que dice el taxista negro. Tengo un problema con los taxistas negros. Puedo comprender lo que me dice un negro en un autobús, en un pub o en la calle, pero los taxistas negros parece que hablaran en arameo. Ni puta idea de lo que me cuentan. Evidentemente el problema es mío y no de ellos. El taxista sigue hablando y adivino algo relacionado con su mujer, enferma, quizás en el hospital, pero no estoy muy seguro. No comprendo casi nada, sólo algunas palabras sueltas pero en Clarksdale le he pedido que me llevara a Hopson Plantation y aquí estoy. Al más puro estilo de las pelis de los años 50, le pido que venga a recogerme en una hora, aunque vista la soledad del lugar me entran ganas de apostillar que si a la vuelta no se encuentra a nadie, llame por favor a la policía. Pero al final me rajo. No soy un valiente, pero tampoco un cagapañales. O eso quiero pensar al menos.

Hopson Plantation - Commisary

El taxista se larga y giro la mirada hacia Hopson Plantation. Hay varios edificios gigantescos de chapa y un par de furgonetas desvencijadas.

Hopson Plantation - Almacén

No hay moros en la costa, aunque no es difícil imaginarse el trajinar diario de esta plantación de algodón a principios del siglo pasado. Con los patrones blancos dando órdenes y los currelas negros asintiendo resignados. Como dice Steve Cheseborough es irónico que esta plantación se haya convertido en una de la paradas obligadas del Delta del Mississippi cuando su historia es precisamente la del éxodo de la cultura blues. Hopson fue la primera plantación que en los años 40 sembró y cosechó el algodón de forma íntegramente mecánica. Las dichosas cosechadoras. El resto es la historia que ya conocemos: miles de campesinos negros abandonaron el Delta del Mississippi para buscarse la vida en las ciudades del norte. Un éxodo del que el Delta no se ha recuperado todavía. Es una de las zonas de Estados Unidos más pobres y menos pobladas.

Hopson Plantation - Cotton

Escucho un sonido metálico y rítmico y le sigo la pista hasta un tipo con una barriga incipiente que está dando mazazos a una pieza de metal. Es lo que se conoce como enderezar un bollo a hostias. No lo he dicho pero parte de los edificios de Hopson Plantation son ahora el Shack Up Inn, un alojamiento para turistas en medio del Delta. Supongo que el tipo del mazo trabaja aquí. Le pregunto si puedo echar un vistazo por los alrededores. Me mira. No problem, man. Y sigue dándole al mazo. No es un hombre de grandes conversaciones, así que sigo caminando hasta la puerta del lobby.

Hopson Plantation - Shack Up Inn

Entro y echo un vistazo por dentro sin percatarme de que hay un tipo recostado junto a una pequeña chimenea. Me acerco y juraría que es el mismísimo Stephen King. Es un calco.

– Hello -digo.

– Hello -me saluda y añade – ¿Do you know what does B&B means? (¿Sabes lo que significa B&B?)

Claro que sí, le contesto. B&B es Bed and Breakfast. Cama y desayuno.

Not here. Here it´s Bed and Beer. (No aquí. Aquí es Cama y Cerveza)

Sonrío como quien reacciona a un buen chiste, pero el tipo lo ha dicho de una forma tan peculiar que no está muy claro que se trate de un chiste o el inicio de una película que puede terminar con mi cuerpo en las aguas del Mississippi. Me despido y salgo.

Hopson Plantation - Icecold

Hopson Plantation - Gasoil

Como han cambiado las cosas. Ya no hay negros por aquí. Sólo dos blancos extraños y amables que regentan un apetecible B&B. Los negros se fueron al norte y con ellos viajo su música. El blues. Sí, fue una jodida cosechadora la que empujó el blues hacia Chicago y de allí al resto del mundo. En la guía que llevo encima cuentan que aquí vivió y trabajó en los 40 el bluesman Pinetop Perkins que en su día tocó el piano con Sonny Boy Williamson y Muddy Waters. Todavía hoy se organizan un buen puñado de conciertos en la plantación Hopson.

No es un mal sitio Hopson Plantation. Y por lo que se ve es un lugar donde se puede escuchar buen blues. En el próximo viaje me hospedo aquí.

Hopson Plantation - Vías de tren

4 thoughts on “Hopson Plantation o la historia de la cosechadora que abrió el blues al mundo

  1. Pingback: Tweets that mention Hopson Plantation o la historia de la cosechadora que abrió el blues al mundo | No sin mi mochila -- Topsy.com

  2. JJ. Ahora que lo pienso son unas localizaciones perfectas para la segunda temporada de The Walking Dead.

  3. Guauuuu voy en unas semanas a hacer la Ruta 61 y uno de los alojamientos será el Shack Up Inn. Me están fascinando tus historias norteamericanas…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *