5 enlaces para entender lo que ha ocurrido en Kukutza

Kukutza era un centro cultural autogestionado en el barrio de Rekalde que ocupaba las instalaciones de una vieja empresa hasta que ha sido derruido este fin de semana. Como ya publiqué en twitter, la versión oficial es sólo una parte de la historia. Hace unos años acceder a los diferentes ángulos de un acontecimiento podía resultar algo más complicado, ahora con la irrupción de las redes sociales, no hay excusa. Estos días he seguido con atención el hashtag #kukutza. Allí he encontrado mucha indignación por el derribo, algunas salidas de tono e información: fuentes que relatan lo que está ocurriendo en tiempo real, vídeos, fotografías, artículos de opinión…

Aquí os dejo una lista de enlaces que me han ayudado a entender lo que estaba ocurriendo con Kukutza en Rekalde.

1. ¿Qué era Kukutza? En este vídeo se explica la historia de Kukutza y su relación con el barrio de Rekalde. Y especialmente, que tipo de actividades se llevaban a cabo en Kukutza: comedor vegano, escuela de circo, aula de informática…

Kukutza III from roberto lobato on Vimeo.

2. Rekalde, ese barrio maldito. En este post, su autor dibuja las razones por las que Rekalde ha atesorado una identidad de barrio propia al margen de Bilbao. Y cita un artículo de Merce Cortina i Oriol del departamento de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco titulado “Identidad barrial y Acción Colectiva frente a los Planes Estratégicos Urbanos. Introducción a los casos de Rekalde y Poble Nou“.

Para el caso de Bilbao se empiezan a formar a principios de los setenta las Asociaciones de Vecinos que cogerán fuerza sobretodo a finales de esa decada, siendo Rekalde uno de los barrios donde la lucha vecinal coge más protagonismo, asumiendo funciones propias de otras instituciones municipales que no ejercían. Las razones no eran pocas. En 1975 deciden que la autopista pasara por encima de las cabezas de los rekaldetarras. Las obras de la autopista suponen el derribo de la iglesia y viviendas y la remodelación de la plaza, principal espacio de socialización del barrio. Este hecho junto con el atropello de una niña del barrio enciende la mecha de una lucha fuerte pero que no conseguirá evitar los (no)planes que la ciudad tenía (para) el barrio.

3. Los tres días más largos para el barrio de Rekalde. Un relato en primera persona de lo ocurrido en los últimos 3 días en el barrio de Rekalde. Bien documentado e interesante. Esta fotografía está obtenida del post.

 4. Kafka en Kukutza. Un artículo de opinión de Ramón Zallo. Más allá de su opinión personal sobre el asunto, me ha interesado especialmente algunos detalles que van al fondo del problema que se ha generado estos días. Aquí cito el párrafo más llamativo para mí.

Se ha invocado la propiedad privada, y es razonable; pero se oculta que fue obtenida de un pelotazo auspiciado por el propio Ayuntamiento de Bilbao que, en ocasión del Plan General de Ordenación Urbana de 1995 y, desatendiendo a la Asociación de Vecinos de un barrio maltratado que pedía un uso social, recalificó un suelo industrial como urbanizable para mayor gloria de Cabisa que lo había adquirido como suelo industrial por dos perras (2,1 millones de € reza el valor actual en Hacienda). De esa tropelía municipal nace todo. La invocación de la sacrosanta propiedad privada sin límites sociales, no exonera de las responsabilidades que tiene el Ayuntamiento, al que le podían haber ayudado las otras instituciones, para el rescate de un edificio sin daño para el propietario (ni lucro).

5. Derribo de Kukutza, el problema sí es cultural. Iñigo Mielgo analiza en su blog las contradicciones de una ciudad abierta supuestamente al mundo global, pero que cercena la pluralidad en su interior. Su conclusión es así de contundente:

En Euskadi no puede haber más innovación que la centralizada y controlada, ni más diversión que la de locales caros y de marcas reconocidas.

10 thoughts on “5 enlaces para entender lo que ha ocurrido en Kukutza

  1. Muy interesante, Iker. El problema es que siempre ha habido una diferencia entre lo ético y lo legal, pero la ley siempre va a estar del lado de lo legal, no de lo ético.

  2. Sí, JJ, aunque las leyes solo avanzan cuando un determinado número de personas las desobedece para conseguir cambiar las cosas (y por si alguien lee este comentario, que no se me entienda mal, que no apoyó la violencia y bla bla bla).

  3. Yo no diría que “sólo”, pero evidentemente es una forma de intentar conseguir que quienes hacen las leyes las cambien.
    Lo que no quita, sino que precisamente implica, que a quien intenta desobedecer la ley le caiga la misma encima con todo su peso. Disclaimer: como tú dices esto no implica que yo apoye, ni deje de apoyar, todo eso. Simplemente que hay formas de hacer las cosas que son efectivas (o inútiles, también) y otras que acaban en palos.

  4. en efecto, las leyes han de avanzar con la sociedad. no por que se hayan quitado los carteles de prohibico escupir es que ahora sea legal sino que como ya la gente no escupe no son necesarios 😉

    la aplicación de una ley a rajatabla puede ser interpretada como exceso de celo, de hecho lo es y es malo para la propia sociedad, la legalidad y la justicia el que no se permita que haya zonas grises en las que se produzca el entendimiento.

  5. JJSí. Probablemente he exagerado utilizando la expresión “sólo”. Ahora mismo, la presión de la opinión publica (y más con las redes sociales) o las expresiones legales de rechazo (huelgas, manifestaciones…) a algo pueden conseguir que las cosas cambien.

    Históricamente, la desobediencia civil pacífica ha sido el motor de muchos cambios: el sufragio universal, Gandhi, la eliminación del servicio militar obligatorio, los derechos civiles en USA…

  6. Estupendo artículo.

    La participación, la cultura y la gente son incompatibles con la rentabilidad, que se viste de legalidad. De una legalidad hecha a su medida para justificar la apropiación del bien público.

    Acciones que provocan motines los cuales, a veces, terminan con grandes revoluciones como la francesa … y otras no.

    Por otra parte, la autogestión asusta.

  7. Logela, tienes razón. La aplicación de las leyes a rajatabla es muy subjetiva. Un ejemplo tonto: en muchas localidades vascas está prohibido beber en la calle y la ley se salta sin mayores problemas. El txikiteo callejero es algo socialmente aceptado, pero ilegal.

  8. Asela, la autogestión siempre ha asustado, aunque muchos movimientos sociales se han visto abocados a entrar en el sistema de subvenciones que garantiza la supervivencia de los proyectos pero les resta una pizca (y a veces toda) independencia frente a los poderes públicos.

  9. Pingback: Jet Lag se desinfla | & eneko diseinugile BLOG

  10. Pingback: Entender lo que ha ocurrido en Kukutza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *