Cuando mofarse de la Casa Real era peligroso de verdad

Ahora mofarse de la Casa Real está de moda. Ya no es políticamente incorrecto. De hecho, todo humorista que se precie está obligado a incluir un gag con Urdangarin o los elefantes de por medio. Y hasta un periodista tan conservador como Zarzalejos ha llegado a desvelar los romances del rey. Aunque esto es algo nuevo. La información sobre la Casa Real siempre fue un tabú periodístico y el humor sobre la realeza no pasaba de las inofensivas imitaciones de Manel Fuentes. Pero siempre hay algún descerebrado dispuesto a cruzar la línea. Y el primero no fue El Jueves, como muchos creen. El primero, o al menos uno de los primeros, fue el TMEO, una revista de cómic irreverente y gamberro, que en febrero de 1995 se pasaba por el Arco del Triunfo la boda de la Infanta Elena y Marichalar.

Aquí la polémica portada, obra de Santi Orúe:

Curioso lo de la elefanta, visto con la perspectiva que nos han dado los viajes de Juan Carlos a Botsuana y el infeliz matrimonio de la infanta ¿no?

Me contaba Kini, el coordinador de la revista TMEO, en una entrevista esta semana en la Cadena Ser, que cuando publicaron el número, la gente le miraba sorprendida por la calle. Sus colegas pensaban que a esas alturas ya estaría encerrado en la cárcel. Hasta tal punto llegó la paranoia que Kini decidió guardar los ejemplares del TMEO en un almacén alternativo de Vitoria para evitar que se los llevara la Guardia Civil.

Mauro Entrialgo, uno de los autores míticos del TMEO, recuerda como aquel año era precisamente la infanta Elena la encargada de inaugurar el Salón del Cómic de Barcelona. Un día antes de la apertura aparecieron por el stand del TMEO algunos miembros del servicio de protocolo de la Casa Real. Resulta que el recorrido inaugural de la comitiva oficial, con la infanta a la cabeza, pasaba por delante de la portada de la elefanta embarazada. Los tipos de la Casa Real les invitaron a retirar esos ejemplares (o avisaban a la poli, claro) y los gamberros del TMEO decidieron hacerles caso y guardarlos al menos hasta después del paso de las autoridades.

El caso es que, pese a todos los augurios, el TMEO logró librarse de la justicia y la policía, aunque no por mucho tiempo. Finalmente tuvieron que acudir a la Audiencia Nacional. Se habían metido en otro problemilla “real”. Así lo cuenta la gente del TMEO en Esquire:

La pareja de la guardia civil que paró aquel día la furgoneta de nuestro repartidor tenía poco sentido del humor. Registraron el vehículo y robaron un par de números del TMEO, pero molestaron poco más. Pocas semanas después nos llegó una citación de la audiencia nacional causada por una denuncia de uno de aquellos picoletos. La denuncia era por injurias a la corona en una página en la que anunciábamos unas pegatinas con la cara de varias personalidades con la boca abierta destinadas a ser pegadas en el interior del inodoro para poder darse el gustazo de cagar encima. Algunas de esas pegatinas eran miembros de la familia real. Tuvimos suerte porque la denuncia del guardia civil era por la fabricación de esas pegatinas y las pegatinas no existían: era un anuncio de broma. El juez se enteró de esto en el interrogatorio en la audiencia de Madrid y desestimó la denuncia. 

Todo esto ocurría cuando la Casa Real vivía arropada por los medios. 8 años después de la portada de la elefanta, la Audiencia Nacional secuestró este ejemplar de El Jueves por “injurias a la Corona”:

Y para terminar, una reflexión de Mauro sobre la evolución de la corrección política en España:

Es distinto. Ahora te puedes meter con el rey, pero si te manifiestas pasivamente te llaman terrorista y te pueden meter en la cárcel. Ahora se pueden decir tacos en televisión, pero no se pueden exponer un montón de ideas normales en la tele. 

AUDIO

El TMEO cumple estos días 25 años de existencia. Del TMEO han salido reconocidos autores de cómic. Muchos de ellos publican ahora en El Jueves. Aquí os dejo el programa que dediqué en la Cadena Ser al aniversario. Una charla divertida con Kini, Mauro Entrialgo y Santi Orúe.

Ir a descargar

ACTUALIZACIÓN 13:03

 Gracias a este tuit, otras publicaciones políticas y satíricas que se metieron en problemas con la justicia por cruzar el Rubicón de la Zarzuela.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *