Primera condena a Caja Laboral por las aportaciones de Eroski

Primera condena por el escándalo de las aportaciones de Eroski. Un juzgado de Vitoria ha condenado a Caja Laboral a devolver 14.800 euros a un cliente al que colocó aportaciones subordinadas de Eroski. Según cuenta la agencia EFE, el juez considera que Caja Laboral proporcionó información “parcial, inveraz y sesgada”. Cito algunos extractos de la información de El Correo.

La sentencia subraya que el cliente, al que define como “un alevín en la práctica bancaria”, era “un humilde trabajador, que pensaba que contrataba un producto para sus pequeños hijos por un plazo de cinco años y transcurrido ese tiempo quería recuperar la inversión”.

El juez señala que para una persona “profana” como el demandante la información del folleto explicativo sobre el producto era “poco clara, su redacción confusa, incluso engañosa” y que este hecho le llevó a creer que podía recuperar su dinero, “confusión que por supuesto la entidad financiera nunca aclaró”.

Considera que Caja Laboral “explicó muy bien las bondades del producto, en especial la rentabilidad, pero no la losa del carácter perpetuo de la inversión”, situación que el magistrado define como “casarse con Eroski y la entidad financiera de por vida”. Tampoco Caja Laboral, según el juez, le dijo que “si Eroski quebraba el cliente sería de los últimos en cobrar, si es que cobraba”.

Se ha ocultado el vocablo ‘perpetuidad’ de la preferente”, dice el juez. La sentencia también considera probado que la caja vasca dio “nula información” sobre las “peculiaridades de transmisión” de estos títulos.

Por ello, el magistrado considera probado que la caja nunca explicó al cliente “los posibles riesgos de perder la inversión” y que “nunca, nunca se le informó del elevado riesgo que estaba contrayendo”. De hecho -señala la sentencia- el demandante “se fue convencido de las bondades” del producto porque “confió” en la entidad bancaria, cuya responsabilidad en este asunto es “obvia y evidente”.

La información de elmundo.es añade otro detalle interesante:

“El cliente se vio obligado a firmar una cláusula en la que se dice que ha tenido acceso a un folleto explicativo en el que se resumen las condiciones de la emisión de aportaciones subordinadas a Eroski, folleto que en ningún caso fue explicado“, ha señalado el abogado Raul Barambones, de BK Consulting, que ha defendido al cliente vasco.

El Parlamento Vasco, con los votos de PNV y EH Bildu, aprobó trasladar las quejas de los afectados al arbitraje de Kontsumobide. Algunos afectados consideran que es una trampa que invalida la vía judicial y no confían en un organismo controlado por el PNV.

Veremos que escenario abre esta sentencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *