La ETA nació en un escrache

Ahora que ETA ha renunciado a la violencia, ahora que hemos prescindido de los escoltas y la convivencia se va abriendo paso poco a poco, ahora resulta que hay más terroristas que nunca en España.

Insiste La Caverna en que es más probable cruzarte con un terrorista en la calle que empacharte de confeti en el cumpleaños de las hijas de Ana Mato. Seguro que me olvido de alguien pero hagamos cuentas. Primero fueron los que acampaban en las plazas. Luego, los padres de los estudiantes. No faltaron los mineros. Y los que rodearon el Congreso. Los artistas, claro. Y también Izquierda Unida. Y para completar la alineación, el PP nos anuncia que los desahuciados de la PAH se han apuntado al festival con sus pegatinas superviolentas. Todo muy de la ETA, gritan en las tertulias gatunas entre vino y vino.

La gravedad de la situación es de tal calibre que hay mañanas que los comentarios de Iñaki Gabilondo tienen cierto aroma sospechoso y si no atiendes a las exigencias antiabortistas de Rouco, fijo que tienes un cuñado de la ETA. Hemos pasado del todo (lo que suene a izquierda abertzale) es ETA al todo (el que no crea que Cospedal sonríe con naturalidad) es ETA.

El artículo sigue en eldiario.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *