15 preguntas éticas para el Gobierno vasco

Cerca de trescientos altos cargos del Gobierno vasco están obligados a firmar un código ético que les impide recibir regalos que vayan más allá de la cortesía o realizar negocios que puedan colisionar con los intereses públicos. De tomar copazos subvencionados, que es la última moda en Madrid, no dice nada, aunque discrepar con la línea oficial del Gobierno puede suponer la expulsión de la casa del Gran Hermano Público vasco.

El Gobierno vasco pretende recuperar la confianza de los ciudadanos por las instituciones y bla, bla, bla, y para ello pondrá en funcionamiento una Comisión de Ética Pública que vele por el cumplimiento de la norma.

Por la presente traslado unas dudas éticas sobre el Gobierno y otras instituciones vascas en la confianza de que la mencionada Comisión de Ética Pública podrá responderlas con celeridad y acierto.

1. ¿Es ético que los ciudadanos desconozcamos quiénes son los donantes particulares de los partidos políticos que gobiernan las instituciones vascas y que, por tanto, no sepamos si esos donantes han recibido dinero público a través de las adjudicaciones de contratos?

2. ¿Es ético que las instituciones ignoren de forma reiterada los informes del Tribunal Vasco de Cuentas que alertan de irregularidades en la concesión de contratos y en los procesos de selección de trabajadores públicos?

El artículo sigue en mi blog de eldiarionorte.es y eldiario.es.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *