Diez consejos para ser un periodista gonzo (por Hunter S. Thompson)

La editorial Gallo Nero acaba de publicar El Último Dinosaurio, una recopilación de las mejores entrevistas que el periodista Hunter S. Thompson ofreció a lo largo de su vida a revistas como Playboy o Rolling Stone. El libro es estupendo y en el prólogo Chus Neira ofrece un decálogo del periodismo gonzo que inventó el pirado de Thompson.

Portada de El Último Dinosaurio

1. Nada es off the record. La actitud es: martillo y tenazas, y que Dios se apiade del que se ponga en tu camino.

2. Algunas cosas tienen que ser off the record. Si eres un chismoso indiscreto nadie te va a contar nada.

3. La única hora para llamar a un político es bien entrada la noche, muy tarde. Si quieres respuestas, pregúntales cuando estén muy cansados, borrachos o sin fuerzas.

4. Mientras no les debas nada, serás peligroso. Recuerda que una vez que seas parte del club, ya te tienen.

5. Llevar una insignia de la policía en la cartera ayuda mucho.

6. Nunca dudes en utilizar la fuerza. La fuerza resuelve problemas e influye en la gente.

7. Ser periodista es un buen trabajo, te permite beber con periodistas y no hay que levantarse por la mañana.

8. Nunca des marcha atrás y reescribas mientras estás trabajando. Sigue como si fuera definitivo.

9. Si no hay ninguna historia y quieres ir en la puta portada ¡será mejor que te las apañes para conseguir esa historia! Ya sabes: “no hubo disturbios hasta que provocamos uno”.

10. Hay que sentirse un poco agobiado para empezar a escribir. Se escribe mejor con la presión de un plazo de entrega demencial. La única verdad es que no hay artículo a menos que lo escribas.

Este decálogo como el resto del libro es muy recomendable.

Bonus track: Un día (poco cardiosaludable) en la vida de Hunter S. Thompson.

a day with hunter s. thompson

4 thoughts on “Diez consejos para ser un periodista gonzo (por Hunter S. Thompson)

  1. Estudio periodismo y he tratado este hombre. Un referente. Aunque sus actuaciones son éticamente ambiguas según la deontología periodística, es lo que se necesita, gente atrevida que quiera sacar la verdad y se moje para ello. A éste hombre los hell’s angels le dieron una paliza hasta el borde de la muerte por infiltrarse. Además se ve que fué una personalidad muy curiosa,con mucho desparpajo. Me pienso comprar el libro sin duda!

  2. Pingback: Un debate entre las drogas pesadas y el periodismo | El astrologoataca

  3. Pingback: El cuadro - A mi edad y compartiendo piso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *