La Ertzaintza y los Derechos Humanos

Euskadi afronta un nuevo tiempo a la búsqueda de la reconciliación y la paz tras décadas de violencia y el Gobierno Vasco ha presentado esta semana un plan de paz y convivencia que debatirán en los próximos meses la sociedad y los partidos políticos. En ese plan el Gobierno propone un proceso formativo y participativo de los agentes de la Ertzaintza para realizar una propuesta de compromiso social por la convivencia y por los derechos humanos.

Un colega, Miguel Gutierrez Garitano, ertzaina (y empedernido viajero y gran escritor, por cierto) me envía un artículo que ha escrito y ha enviado a los medios con el título “La Ertzaintza y los Derechos Humanos”. 

Como de estas cosas siempre hablan los políticos me ha parecido muy interesante poder escuchar de primera mano lo que piensa Miguel.

Lo reproduzco a continuación:

Como miles de paisanos el día 11 de este mes asistí esperanzado a la presentación del Plan de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco. Aunque, como todos, tengo mis sinergias políticas, no es mi intención entrar a valorar todos los puntos que lo caracterizan, a excepción de uno. Soy ertzaina y no pude evitar sentir una profunda amargura al leer las alusiones al colectivo de la Ertzaintza que recogía el citado plan. El escrito hablaba de la necesaria creación  de un compromiso social de la Policía Vasca con los Derechos Humanos. El Lehendakari ha matizado que no duda de la Ertzaintza y ha enmarcado este paso en el plan estratégico que Seguridad está elaborando para adaptarla al nuevo tiempo sin ETA. Dicho Plan estratégico, que prevé alcanzar los objetivos en 2016, se sustenta en cuatro ejes el primero de los cuales consiste en ” alcanzar un alto nivel de reconocimiento social por su cercanía y eficiencia”.

La pretensión del Gobierno Vasco, en este sentido, es loable. Es su deber buscar la convivencia de los ciudadanos de Euskadi, y adaptar todos los estamentos del Gobierno, Ertzaintza incluida, a una época nueva, que ya no requiere de las mismas respuestas que aquella en la que el asesinato era moneda corriente para quienes opinaban en contra de la serpiente y el hacha. Dicho Plan, además, nace con la vocación de lograr la cuadratura del círculo y reunir a las distintas sensibilidades bajo la enseña de la paz.  Soy consciente de todo eso, pero no puedo evitar sentir tristeza al ver ese compromiso de la Ertzaintza con los Derechos Humanos, como uno de los pasos a dar. ¿Acaso no estaba comprometida la Policía Vasca con los Derechos Humanos? Pocos colectivos han sufrido más, o se han movido, durante décadas, bajo mayores presiones y han mantenido, pese a todo, esa imparcialidad y ese respeto. Leía las líneas del Plan de Paz y recordaba a mis compañeros asesinados y a aquellos a los que les han quemado el coche, amenazado (a ellos y a sus familias) y violentado de muchas maneras. Recordaba alguno de los momentos terribles en los que, a pesar de todo, triunfó la sangre fría que corresponde a un verdadero profesional, a un policía democrático. Cuando entramos en la Academia de Arkaute sabíamos que esta labor conllevaba la marginación; nadie nos lo va a agradecer nunca, sino todo lo contrario. “Perros”, “cipayos” “traidores” nos llaman. En canciones que bailan los chavales en las verbenas y a gritos, en todas partes. A pesar de eso, trabajamos y trabajaremos todos los días para mantener la paz y la convivencia en Euskadi. Nuestro trabajo será para todos, aún para aquellos que, por motivos políticos o de otra índole, no nos quieren. Es nuestro compromiso y si nos lo piden, lo renovaremos. Así lo juramos y lo cumpliremos. Pero déjenme la gracia de una última petición: incluyan en ese compromiso a los miembros del Parlamento Vasco, donde hay y había personas que apoyaron o se lavaron las manos ante actos que atentaban contra los Derechos Humanos. E incluyan a los intelectuales. A los escritores que callaron y a los decanos, profesores  y estudiantes de la Universidad que, ya por miedo, ya por otras causas, hicieron mutis por el foro. O mejor: adquiramos todos ese compromiso, terminaremos antes. 

9 thoughts on “La Ertzaintza y los Derechos Humanos

  1. Muy bonito el articulito de Miguel Gutierrez. Se le olvidan algunas cosas al autor. Se las recuerdo. Son cosas que he visto personalmente o que todo el mundo sabe. Cosas que he visto:
    -Malas caras y decisiones arbitrarias. Por ejemplo, ni harto de grifa hablaría yo en euskera (mi lengua mas habitual) para dirigirme a un Ertzaina. Sé que me expongo a problemas (stoy escarmentado)
    -Ertzainas partirle la cara a decenas de personas por el morro (personas que no estaban haciendo nada malo ni suponian un peligro para bien o persona alguna.) Un ejemplo, en este mismo blog el video de Xuban. Yo lo he visto decenas de veces (puede que superen el ciento).
    -Ertzainas insultando a ciudadanos. Los he visto decenas de veces. En la ultima Huelga General, un amable policia comprometido con los derechos humanos le dijo a un joven delante mio que iba a acabar “como Cabacas” (por Iñigo Cabacas, el chico asesinado por un comando, perdon, un grupo de Ertzainas) Ante las protestas del joven aludido y de los que estaba a su alrrededor, los respetuosos con los derechos Humanos compañeros del primer policia, acudieron rápidamente con sus porras, lanzachismes y empujaron y amenazaron a varias personas.
    -Ertzainas amenazar a ciudadanos: cientos de veces, protegidos tras sus capuchas, porra en mano y pipa en la cintura.
    -Ertzainas detener a personas, e inculparlas de actos que sabian perfectamente que no habian cometido (eso se llama prevaricar). Conozco decenas de casos, alguno muy cercano a mi, lo explico. Un joven fue detenido y acusado de tenencia de explosivos. Claro que los explosivos no eran explosivos, ni los presuntos explosivos pertenecian a esa persona, ni esa persona habia cometido delito ni falta ni mal ninguno. Los honrados Ertzainas que lo detuvieron lo sabian perfectamente desde el primer momento que estaban inculpando de un delito inexistente a una persona inocente, y solo lo hacían por venganza para la ideología política que presumian al acusado (o sea, le quisieron meter un marron porque era -eso creian ellos al menos- de la izquierda abertzale) la causa no llego a nada de nada (ni habia explosivos ni nada que se pareciera, si alguien quiere los detalles del caso con gusto se los facilitaré). Casualmente esa misma persona fue acusada de pertenencia a banda armada por una protesta en el ambito estudiantil, protesta exactamente igual se estaba haciendo en decenas de Universidades en todo el estado. A los que protestaron en España: desalojo sin incidentes y a casa. A os de aqui, desalojados por los respetuosos Ertzainas: desalojo sin incidentes y una bonita imputacion de pertenencia a banda armada (puede que alguien no lo crea: va en serio, los jueces de la Audiencia Nacional se rieron un buen rato y cerraron el caso sin más actuación.
    -Ertzainas torturar a detenidos. Esto no lo he visto, afortunadamente. Pero es absolutamente cierto, y si alguien no se lo cree, le bastaran 15-20 minutos de busqueda en iInternet encontrar las pruebas irrefutables. Uno de los casos mas sangrantes, por evidentes: Un joven de Bizkaia es detenido en una redada contra un “grupo Y” (así lo vendian ellos). Este joven y otro, en sus declaraciones libres y espontaneas ante policias que estaban respetando a tope sus derechos humanos) declaran haber realizado unos cuantos ataques con cocteles molotov y otros delitos. Además denunciaron “libre y espontaneamente” a sus complices, que tambien fueron detenidos. Hasta aquí, un relato increible e improbable, pero bueno, posible. Lo curioso viene ahora. Una vez en prisión y tras haber denunciado torturas, el joven consigue una prueba indudable de su inocencia. El mismo día que estaba cometiendo el delito, a la misma hora, se encontraba envuelto en un accidente a muchos kilometros de alli, y habia un atestado de la propia Ertzaintza que lo confirmaba. A pesar de pedir la prueba, el joven tuvo que estar varios meses en la carcel ya que a pesar de pedirlo el juez de la Audiencia Nacional, los respetuosos Ertzainas no sacaban 10 minutos para remitir el atestado al juez. Tras varias peticiones y varios meses en cuanto se recibio la prueba indudable de su inocencia quedo en libertad. El padre del joven se dirigió de forma pública y privada al consejero de interior y varios cargos del PNV (habia sido amigo personal de varias personas con cargos muy relevantes en el gobierno español y vasco). Jamas le dieron una respuesta de porque torturaron, inculparon y secuestraron a su hijo.
    -Ertzainas que han asesinado a ciudadanos. Solo cito tres, quizas los mas representativos, aunque hay más: Iñigo Cabacas, asesinado por Ertzainas por razones políticas (Iñigo no murio porque era aficionado al futbol, ni porque había una pelea, ni por mala suerte. Murió porque en la calle en la que estaba había una Herriko Taberna. Si en esa calle no existiera una herriko Iñigo no habría muerto). Finalmente nadie pagará por su muerte, se iran de rositas (me apuesto cien mil millones de millones a que nadie ve la carcel ni un solo dia por el asesinato de Iñigo).Rosa Zarra. Una peligrosísima señora asesinada de un pelotazo en Donostia, ante la mirada de cientos de “pacifistas” que condenaban la violencia “venga de donde venga”. Cómo no, los tribunales dictaminaron: muerte natural. Juan Calvo Azabal: asesinado por afixia en Arkaute tras ser vilmente agredido. “22 contusiones, erosiones cutáneas, 35 marcas producidas por porras, hematomas en testículos, dos heridas en la cabeza, diversas escoriaciones y otras marcas distribuidas por todo el cuerpo”. Le metieron en una sala de reducidísimas dimensiones y utilizaron sprays paralizantes que le produjeron la asfixia, provocándote la muerte. Condenas ridículas, indultos, premios a los asesinos. Y hay más, olvidados.

    Solo unos ejemplos de amnesia. Para completar la reflexion.

  2. El artículo del Sr Gutiérrez, como dice el comentarista anterior, es muy bonito. Sin embargo la Ertzaintza parece que no está preparada para vivir sin la marginación. Parece que si ETA no existe, se tiene que buscar otra ETA.
    Resumiendo el comentario ultra largo de ¿darta?, la Ertzaintza se tiene que acostumbrar a que la ciudadanía no es ETA y la ciudadanía va a protestar por multiples motivos más allá de la independencia y no puede utilizar las mismas armas que contra ETA. Simplemente, la gente va a protestar, no a pegarse con la policia (porque ni está tan bien organizada ni va preparada para pelear, y eso LA POLICIA LO SABE).

    Me da vergüenza ajena ver a la Ertzaintza actuar como si fueran matones de discoteca con una placa. Si no aguantan las provocaciones de unos pocos, que no se metan a policias. Ni se lleven medallas por méritos anteriores.

    Que no le de pena al Sr. Gutiérrez, que los políticos son precisamente quienes les defienden y el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco es muy benévolo con ellos.

  3. Gracias Darta, y Tatchenko: efectivamente está muy bien que completeis con lo que os parezca mi escrito; he leído vuestras aportaciones al completo. Respeto todas las opiniones y os invito a que las publiqueis en un periódico dando vuestros nombres para que los lea toda la ciudadanía como lo he hecho yo. No creas que los políticos me van a defender mucho por ese escrito, suerte tendré si no me pasa factura. Pero voy a responderos: lo digo públicamente: condeno todos los actos en los que la Ertzaintza ha violado los derechos humanos. Se que los ha habido, no soy tan inocente, somos actualmente 8000, hemos sido más. A mí algunas actitudes también me dan vergüenza. Es la verdad. Pero también digo que son minoría, os lo aseguro. Juro que si no fuera así, entregaría la placa mañana. También aseguro que nadie puede decir que haya recibido de mí una mala cara de primeras ni violencia gratuita, si no que venga alguien y demuestre lo contrario. Mucho menos ante una persona que simplemente habla euskera, que es la lengua, por cierto que usan muchós ertzainas en su vida diaria. Y como yo hay muchos, muchos, la mayoría.
    Reitero no obstante que CONDENO toda violación de los derechos humanos por parte de compañeros.
    Pero Darta; tu y yo sabemos que esa generalización tuya: la ciudadanía, en Euskadi es más comleja: Aquí ha habido ciudadanos siendo agredidos, perseguidos y amenazados y asesinados por otros. Yo también he vivido cosas terribles; niñas pegando pegatinas de ETA mátalos en los comercios de quein piensa distinto, he visto bombas explotar destrozando la vivienda de ciudadanos inocentes (otros han visto cosas mucho peores) he visto como a un chico de 11 años por ser hijo de un edil del PP le pegaban y meaban entre varios adultos….Y un largo Etc. que tu ciudadanía protagonizaba sin temblarle ni una ceja. Espero que tu como yo condenes estas actitudes. La lista es más larga que la tuya, solo en muertos son ochocientos y pico.
    Pero aquí no se trata de a ver quién ha sufrido más. Se trata de que ya va siendo hora de decir BASTA ante todas las violaciones de los derechos. tenemos que RESPETAR al otro.
    Y Darta, solamente por la instensidad de tu respuesta, veo que probablemente todo lo que te diga va a dar igual y que seguirás odiando como lo haces. Me da pena, y lo digo de corazón. Espero que en estos tiemps nos acordemos de que todos somos personas, y que los vascos acabemos para siempre con esta pesadilla de Gamboinos y Oñacinos. Un saludo.

  4. Estimado Miguel,

    gracias por responder. Antes de nada, no tengo intención tomar tu invitación y escribir a ningún periódico. Como comprenderás, tampoco tengo ninguna intención de hacer pública mi identidad. Esto es un blog y no un foro público. Cuando quiera influir en el público en general, entonces lo haré. Decidiste hacer pública tu identidad al enviarlo a los periódicos y esto es muy loable. Respetable es también no hacerlo y no escribir a los diarios.
    Sé que toda la Ertzaintza no es así. Tengo familiares y amigos ertzainas y puedo asegurar que son muy bellas personas. Sin embargo, lo cortés no quita lo valiente.

    Yo hablo desde un punto de vista no nacionalista. Ha cambiado el escenario y la Ertzaintza tiene que cambiar su forma de actuar. He vivido una buena década fuera de España, y al volver me han sorprendido cosas que antes consideraba erróneamente normales. Me refiero a esas carreras que se vieron (y se seguirán viendo) en la Virgen Blanca, en Bilbao, o en cualquier otro sitio donde haya una protesta, cualquiera que sea, y a las primeras de cambio. El riesgo real a que un Ertzaina te dé una buena leche si pasas cerca cuando hay una manifestación, o que te identifique y acabes con una multa. ¿A qué se debe? Sóis 8.000 y hay tantos tipos de ertzainas como personas, pero ¿¿¿porqué en otros países europeos no sucede??? He estado en manifestaciones en otros países (Francia, Alemania, Austria, Polonia, Italia) y nunca he corrido, nunca he sentido peligro, nunca han incitado a los manifestantes como se hace aquí. Eso sí, hay muchísimos más agentes en cada manifestación que aquí. ¿A qué se debe? ¿Son ordenes? ¿chulería de gente poco preparada? ¿asco por “esos que protestan” (visita los foros)? Seguro que un poco de todo, pero en ningún caso es aceptable. Además, la sensación de impunidad con la que actúa la Ertzaintza no genera buena imagen.

    La Ertzaintza tendrá que cambiar y adaptarse, si no quiere devenir como los azules en Madrid: denostados y odiados por casi todos (y compartirás mi opinión: eso no puede ser bueno para la Ertzaintza en ningún caso).

    Por otra parte, los partes falsos no son algo que solamen atañen a la Ertzaintza. La Policia Local hace buen uso de ellos para sacarse sobresueldos con posteriores juicios por heridas y lesiones. Eso es deplorable, y se da en todos los cuerpos.

  5. BUeno, por fin una respuesta que creo sincera de verdad. Tienes razón prácticamente en todo. Es verdad. A tus preguntas, pues sucede supongo, un poco de todo. También te diré que los casos antidisturbios -de los que la gente siempre habla olvidándose del otro 95% de nuestro trabajo- son muy puñeteros. Lo digo porque en una masa enfervorecida, no solamente hay gente pacífica, también hay liantes; entre los ertzainas hay agentes muy profesionales, otros menos, y algún que otro peligro público. Esas situaciones son difíciles de medir, y complicadas de llevar a buen puerto; algunas son claramente condenables, pero las que salen bien no salen en prensa y son, como digo, situaciones muy complicadas.
    Respecto a las malas actuaciones…falsos atestados, etc., se dan poco, yo no lo he visto nunca, y soy sincero de verdad. Creo que cada vez, gracias a Dios, nuestro trabajo está más controlado. Y eso es bueno para nosotros también. Me protege a mí de que me denuncien falsamente o que mi compañero se pase, por ejemplo. Yo soy partidario de lo que se hace en algunos países, llevar la cámara cada uno en el pecho y así nos responsabilizamos de nuestros actos.

    Yo también he viajado un poco. En Bélgica me sacaron de una fiesta con Perros! azuzándome los perros, y no estábamos haciendo nada. No te digo cuando unos carabinieri quisieron timar a mi hermano. La policía también puede pasarse quedándose corta. La jaleada policía noruega no tenía grupo de intervención operativo y fardaban de no necesiatrlo, hasta que un neonazi se puso a cazar niños, y mató a 100. No veo tan bien como tu las policías de otros países…Pero sí te doy la razón de que la guerra (en lo único que doy la razón a la Izquierda Abertzale es que aquí ha habido una guerra) ha obligado a la Ertzaintza a una contundencia que tiene que remitir, ya. Pero ya. Aquí es impensable ver una pareja de ertzainas paseando por un pueblo cosa normal en Europa. Pero va a ser difícil, sobre todo en algunos pueblos de Guipúzcoa, lo se por experiencia.

    En fin, te agradezco mucho tu reflexión, creo que muy meditada y además comparto casi todas tus concluisones. Un abrazo y espero que efectivamente las cosas cambien cuanto antes mejor.

  6. Gracias, Guti, por compartir tu visión y a Tatchenko y Darto por las aportaciones y debate posterior. Afortunadamente, durante todo este tiempo, el conflicto y la barbarie no me han afectado a un nivel tan personal y profundo como a vosotros; aún así, comparto vuestra necesidad de que todo esto acabe y se naturalice y creo que espacios de diálogo como éste son pequeños pasos en la dirección correcta.

    Gracias también, Iker, por “balancear” tu artículo del jueves del diario norte. Tu actitud y tu visión también me parece valiente y veraz.

  7. Miguel, gracias por debatir sobre este tema. Solamente una última reflexión a un tono general que percibo en tus comentarios:

    yo soy comercial, y mi jefe, cuando vendo, no me felicita en público. Me da una palmadita y me dice: bien hecho. Sin embargo, si la cago, me echa una bronca que lo oye toda la empresa. Así de sencillo. A la tercera me despide, y además con faltas justificadas. Y se entera todo el mundo para que sirva de escarmiento.

    Por eso es normal que cuando la Ertzaintza lo hace bien, pase desapercibido y que se entere todo el mundo cuando lo hace mal. Es cierto que la Ertzaintza solventa muchas situaciones muy difíciles y que hay muy pocas que acaben mal. Un caso entre un millón ya es una catástrofe. No hay excusas.

    Sin embargo, la Ertzaintza, cuando pasa algo muy grave (entre otros, caso Cabacas), se olvida que sus jefes son los ciudadanos. Ni Ares, ni Beltrán de Heredia ni Urkullu. Ante quien tiene que responder es ante los ciudadanos. Por eso, a quien lo haga mal, se le penaliza. Y punto. No hay más que hablar. A mí me despiden, a otros les despiden y a los policias que han cometido errores tan garrafales hay que juzgar su actuación públicamente (somos sus empleadores) y penalizar si así se considera (un órgano independiente, no un órgano interno que funciona como hemos visto…penoso). Ni se les disculpa ni se les esconde hasta que escampe. Ese corporativismo es letal y tendríais que denunciarlo, vosotros o vuestros sindicatos, porque los de a pie no lo entendemos. Y casos como los que comenta Darta sirven de buen ejemplo de todo ello.

    Y si no, repito, que no se metan a policía, que nadie les obligó. Hay cientos de personas en Euskadi queriendo ejercer y seguramente muy preparadas mentalmente para ello que les podrían sustituir. A ellos y muy posiblemente a sus superiores.

    Saludos y buenas noches.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *