Discutir no es trolear

La gente de unadocenade.com me ha pedido que escribiera junto a otros once sobre consejos para librarte de los trolls en internet. Esta es mi aportación (en modo antigurú):

La principal regla para evitar un ataque de los trolls es no ser Paco Marhuenda. O David Bisbal. A partir de ahí, sólo se puede mejorar. No viene mal tampoco evitar esa moda de abrirse facebook o twitter porque sí. La vida analógica es mucho más interesante de lo que nos quieren hacer creer los community managers: puedes beber cerveza y echarte la siesta. En serio, conozco gente que se arregla con una cuenta de correo electrónico y cuando les hablas de los trolls te miran como si estuvieras enganchado a los juegos de rol. Lo malo que tiene desdeñar las redes sociales es que estás obligado a ver los telediarios para saber qué es lo que está pasando. No se lo deseo a nadie.

De todas formas, en España le llamamos trolls a cualquier cosa. Si alguien nos lleva la contraria, decimos que nos está troleando cuando simplemente nos está llevando la contraria. En España llevar la contraria no es muy recomendable, aunque sea imprescindible: al currela que le levanta la voz a su jefe; se lo ventilan; al juez que quiere investigar fosas de desaparecidos, lo mandan a la puñetera calle; al político que no besa los pies de su secretario general, al cadalso con él. En fin, la tolerancia a la discrepancia en este país es muy baja.

Pero discutir no es trolear a pesar de que nos dé pereza discutir. Y la mayoría de las veces, son eso: discusiones. Claro que queda mucho más socialchachimedia contar que te están troleando, porque, según el Canon Español de las Redes Sociales, si tienes trolls eres alguien y si no los tienes, eres un pringadillo más en el ciberespacio.

Los trolls son fáciles de distinguir. Son los que te llaman “hijo de puta”, “asqueroso” o “payaso”. A esos, que les den. Y con el resto, discutamos.

2 thoughts on “Discutir no es trolear

  1. Los trolls se caracterizan también porque siempre consideran que son mejores que tú….tienen un tonito de condescendencia que hace hervir la sangre…o a lo mejor es sólo a mi, que al final me encabrono.

  2. Cuando hablas de anonimato, ¿te refieres a que sólo son trolls los que lo hacen como “Anónimos”. Porque un señor que me hace la puñeta en el blog aunque tenga un nick sigue siendo anónimo para mí… No sé, hace unos días que le doy vueltas a esto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *