Y al final fue Gamonal

Gallardón en su casa con el NO-DO a todo trapo en el hilo musical, la policía cerrando Canal 9, la corte de Blesa, el amor de la infanta a primera VISA, el copago de los medicamentos contra el cáncer, el copago en general, el apartheid sanitario a los ‘sin papeles’, un segurata pidiéndote la documentación y no te pongas chulo que te llevo al calabozo del centro comercial.

La reforma educativa de Wert y Wert en sí mismo, el sablazo a los pensionistas, las cuchillas que no cortan, los cubatas subvencionados del Congreso y el Senado entero, a pelo y sin cubatas, el señuelo de Gibraltar y cien cortinas de humo más, el aeropuerto sin aviones, los sobres, y más sobres, y Luis, nada es fácil, pero hacemos lo que podemos, sé fuerte.

Cinco millones de parados, cinco millones y medio de parados, seis, las alfombras fiscales a los defraudadores, las preferentes que el viento se llevó, la subida de la luz y la subida del sueldo de tu jefe, la privatización de casi todo y el que te dice que lo de los EREs de Andalucía no es para tanto.

Cospedal cada lunes, Soraya cada viernes, Ana Botella en cualquier momento, la carta que escondía Zapatero, el programa que ponen por las tardes después del Telediario, los cumpleaños con sobredosis de confeti, las caricias de los mossos, la venta de armas a las dictaduras y una ardilla cruza España de mentira en mentira sin pisar el suelo.

La Ley de Seguridad Ciudadana, la sentencia del Prestige, los bancos siguen desahuciando y si te plantas en la puerta para evitar un desalojo eres ETA, el número de millonarios crece un 13%, Matas no va al trullo, ninguno de ellos va al trullo, los 91 millones de euros del fichaje de Bale, Messi regatea a Hacienda y gol.

Y al final, lo que asustó al PP con el riesgo de una revuelta social en España fue Gamonal…

Artículo publicado en eldiarionorte.es y eldiario.es el 16 de enero de 2014.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *