Guía rápida de Euskadi para tertulianos

Un país en el que un mismo tertuliano se ve obligado a opinar en menos de una hora sobre los disturbios en Kiev, la reforma sanitaria de Obama y la conveniencia de un acelerador de partículas es un país en el que cualquiera puede ser tertuliano, lo que no deberíamos de plantear como un drama en sí mismo, ya que nos convierte en uno de los países más igualitarios del planeta –aunque sea, al menos, en términos tertulianísticos–, y sigue la estela de esa tradición tan nuestra que es meter a 47 millones de personas en un taxi cada mañana.

Asumamos, por tanto, la hipótesis de que los análisis algo errados sobre la realidad en Euskadi están forzados por las aspiraciones enciclopédicas de toda tertulia con Marca España y el consiguiente aturdimiento que provoca la falta de tiempo para ponerse al día, además del non-stop al que está sometido todo tertuliano que se precie, saltando de tertulia en tertulia hasta la tertulia final.

Por todo lo anterior, en un arrebato de generosidad, he elaborado esta guía rápida y gratuita sobre Euskadi para tertulianos (y aspirantes a ídem).

1. ÚLTIMA HORA: ETA ha sido derrotada

Cuando en la entrevista con Mariano Rajoy, Gloria Lomana soltó lo de “el resurgir de ETA”, corrí al ordenador a buscar la última hora del presumible atentado con el que había vuelto a surgir ETA, pero resultó ser, por fortuna, una hiperbólica expresión de la directora de informativos de Antena 3.

Quizás muchos no lo recuerden –los acontecimiento se suceden y se superponen desbordando la exigua capacidad de memorización del tertuliano medio–, pero el 20 de octubre de 2011, ETA anunció el “cese definitivo de la actividad armada” sin poner condiciones.

Y después de casi dos años especulando con que se pudiera repetir un escenario de ‘paz por presos’ explorado por Gobiernos anteriores, los presos de ETA hicieron público en diciembre un comunicado en el que asumían, sin condiciones, el rechazo a la violencia y la legalidad penitenciaria. Como colofón, ETA ha anunciado que inicia un proceso para entregar las armas (de nuevo, sin condiciones).

Pregunta: ¿ETA ha resurgido? Yo apostaría a que se retira derrotada, en desbandada, y sin haber conseguido ninguno de los objetivos por los que ha asesinado y extorsionado durante décadas.

El llamamiento para que la banda terrorista acelere su cierre es compartido por todos, pero, como decía @aranagoiri, algo falla en esta historia para que a algunos les incomode mucho ganar y a otros les alegre mucho perder. ¿Una fuga de votantes del PP por el ala extrema, por ejemplo?

2. El desarmito

Yo también me apunté a las risas y colé algún chiste mofándome de los encapuchados de ‘Vaya Semanita’ que entregaban sin entregar cuatro grapadoras a los verificadores. Pero precisamente el hecho de que ETA haya pasado de dar miedo a dar risa es la prueba de que las cosas han cambiado para bien y no en el sentido contrario, como se pretende desde el universo tertuliano.

En todo caso, de la chanza con los terroristas al apaleamiento mediático a los verificadores hay un rubicón que se ha cruzado con esa alegría que siempre da en Madrid atizarle a un lehendakari (criticar al lehendakari con argumentos razonados es más elegante, pero la audiencia suele caer en picado).

Todo aquel que ha intentado trabajar para conseguir el final del terrorismo ha sido vapuleado en los medios, siempre que no sean los emisarios de Aznar dialogando con ETA en Zúrich, claro. Tertuliano, esto debería hacerte reflexionar un rato. En el rato de los anuncios, por ejemplo.

3. Verdad de la buena

Si el Gobierno miente sobre casi todo, ¿por qué no iba a mentir sobre casi todo lo que rodea a Euskadi? Si oculta la verdad sobre las muertes en Ceuta o los sobres en Génova, si retuerce hasta lo estrambótico su relato sobre la crisis y la segunda, ya tal, ¿por qué no iba a hacer lo mismo con todo lo que llega del Ebro para arriba?

Sin ánimo de subirme a un paquete de folios a pronunciar un discurso sobre el estado de la profesión, diré que la versión oficial es sólo una versión de la historia. De primero de periodismo.

4. Ven y cuéntalo

La mejor manera de explicar los acontecimientos de un determinado lugar es darse un garbeo por ese lugar, otra máxima del periodismo que contradice, sin embargo, la enorme eficacia con la que se informa sobre Euskadi sin pisar Euskadi. Convengamos, en todo caso, en que ver los programas de Arguiñano o recurrir al manido “yo conocí a un vasco en la universidad” no son bagaje suficiente para aprobar con holgura la asignatura ‘Vascongadas’, aunque también es verdad que es una de las pocas asignaturas en las que el suspenso no obliga a repetir curso.

Tampoco se consigue el aprobado raspado acompañando a Mayor Oreja de campaña electoral (uno que viene de la prensa local, donde los cuchillos van bien afilados a las ruedas de prensa, no puede sino pasmarse de la servidumbre con la que era preguntado Mayor Oreja por la tropa periodística que le seguía antaño en su sueño de ser lehendakari).

Por supuesto, esta norma impediría que pasáramos las tardes en Twitter lanzándonos los trastos a la cabeza con Ucrania y Venezuela, pero Euskadi no está tan lejos, está justo después del restaurante Landa, un cordero lechal para comer, y un poco más allá espera Euskadi.

5. Tópicos (I)

Vestir camisetas de rayas no es ser de Batasuna. Llevar palestino puede ser incluso signo de todo lo contrario.

6. En Euskadi no gobierna ETA

En las últimas semanas he tenido que calmar a varias personas en las redes sociales que me aseguraban –con la certeza de quien vio con sus propios ojos a Ricky Martin interrumpir una merienda de nocilla– que ETA gobierna en Euskadi. Por aclarar, en el Gobierno vasco está el PNV, en la Diputación de Vizcaya también, en la de Guipuzcoa, Bildu y en Álava, el PP. Y a veces se ponen todos de acuerdo. Y hasta la Diputación de Bildu firma acuerdos con el Ministerio de Hacienda para reformar el concierto.

Tertuliano, todo hace pensar que en Euskadi no gobierna ETA, aunque en caso de que se demostrara que Montoro flirtea con ETA por llegar a acuerdos con Bildu, podríamos concluir –siguiendo la inflexible lógica del tertuliano más irredento– que España está gobernada por ETA. Me lo avisen, por favor.

7. Tópicos (II)

En contra de lo que pudiera parecer, en las ikastolas no se enseña a hacer cocktails molotov, eso –como montar la Gürtel o atracar bancos– se aprende en la calle. Yo estudié en una ikastola pública y allí descubrí a Ortega y a Valle-Inclán, también aparecían el Conde de Orgaz y la mezquita de Córdoba, y si quieren les recito del tirón todas las capitales de provincia o los afluentes del Tajo.

Recuerdo que nos obligaban a seguir la Vuelta Ciclista a ¡ESPAÑA! para apuntar las ciudades por las que pasaba la ronda ciclista y aprender geografía a golpe de pedal. Y una tilde mal puesta era pecado mortal. Te pencaban esos malditos terroristas.

8. Lo uno y lo contrario

Durante una época, los tertulianos se dedicaron a repetir que “en democracia, y sin violencia, todas las ideas son defendibles”. Desaparecida la violencia, la frase se convirtió en que “en democracia no todas las ideas son defendibles”. ¿En qué quedamos?

9. Un último favor

Tertuliano, no digas que en Euskadi se come bien cada vez que hablas sobre Euskadi. No hace falta que te tires el rollo, de verdad. Lo único que consigues es que nos suban el precio de los pintxos.

Este artículo fue publicado el 26 de febrero de 2014 en eldiarionorte.es y eldiario.es.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *