Mis últimos artículos en eldiarionorte.es

Os dejo aquí los enlaces a los últimos artículos que he escrito en eldiarionorte.es y eldiario.es.

Diccionario de la RAE para sobrevivir en la España de Rajoy

Un paraíso de los derechos humanos llamado Corea del Norte

La realidad oculta de las torturas en España

No es un problema de comunicación, estúpido

El silencio que oculta la corrupción

Ministro de Sanidad es poca cosa, Alfonso

Las torturas de la CIA en versión española

Lasa y Zabala, los años del terrorismo de Estado

Al director de cine Pablo Malo no le dejaron rodar en La Cumbre, el palacio de San Sebastián en el que Lasa y Zabala fueron torturados antes de que los remataran de un tiro en la nuca y cubrieran sus cadáveres con cal viva en una fosa en Alicante. “No pudimos rodar en La Cumbre y luego nos enteramos de que la orden llegó de Madrid. Hubo inquietudes por no decir presiones”, explicaba en septiembre durante la presentación de la película ‘Lasa y Zabala’ que se estrena mañana en los cines.

En La Cumbre, una villa destartalada que los policías usaban para guardar sus motocicletas o jugar a tenis, Lasa y Zabala fueron presumiblemente torturados. Aunque los tribunales no entraron a valorar las torturas –una práctica policial muy corriente en aquellos años–, los forenses relataron que sus cuerpos aparecieron“desnudos, atados, amordazados, con los ojos tapados y cubiertos de apósitos cicatrizantes en el tórax, los muslos y los pies”. “Fue una tortura con mucha sangre o con mucho daño, y muy brutal”, recuerda Francisco Echeberria, el forense de la familia que analizó el estado de los cadáveres hallados en Alicante.

El comandante de la Guardia Civil, Enrique Rodríguez Galindo, al frente del cuartel de Intxaurrondo, dio en 1983 la orden de secuestrarlos en Baiona, la ciudad del otro lado de la muga a la que Lasa y Zabala habían huido unos años antes tras participar en un atraco en Tolosa atribuido a ETA. Fueron las primeras víctimas de los GAL, creados y auspiciados por el Estado para intentar acabar con el llamado santuario de la banda terrorista ETA en Francia.

Los cuerpos de Joxean Lasa y Joxi Zabala no se descubrirían hasta 1995. Para entonces Galindo había sido ascendido a general y disfrutaba del título de héroe en la lucha contra ETA, y las salas de tortura del palacio de La Cumbre se habían reconvertido en una sala de billar y unas cocinas. Todo parecía olvidado.

El proceso judicial que siguió al descubrimiento de los cadáveres desveló la trama verde de los GAL: la implicación de miembros de la Guardia Civil en crímenes de terrorismo de Estado. Los principales responsables del asesinato fueron encarcelados aunque no tardaron mucho en salir de prisión.

Galindo fue condenado a 71 años de cárcel. En el año 2000 entró en la cárcel y cuatro años después estaba cumpliendo la condena en casa por motivos de salud. En 2005 le concedieron el tercer grado y en 2013 la libertad condicional. El gobernador civil Julen Elgorriaga también fue condenado a 71 años de cárcel, pero pasó en prisión menos de dos años. Los guardias civiles Enrique Dorado y Felipe Bayo, condenados a 67 años cada uno, consiguieron el tercer grado en menos de 8 años.

31 años después de aquel asesinato, el director de la película no ha podido rodar en La Cumbre. El terrorismo de Estado sigue incomodando en algunas esferas del poder.

El artículo sigue en eldiario.es y eldiarionorte.es

Bienvenido, Míster Ébola: la película

En los reservados de un restaurante madrileño, un guionista español se reúne con un productor de cine norteamericano.

- Tengo una película que es la bomba: va del ébola.

- Interesante, ¿salen Dustin Hoffman y marines en helicópteros?

- No. He pensado más bien en Mariló Montero y en un Jaguar.

- ¿Eh?

- Déjame que te explique. La historia va del primer caso de ébola contagiado en Europa y se ubica en Madrid, una ciudad llena de mierda en las calles y en las instituciones. Estilo Blade Runner, pero en vez de replicantes hay consejeros con tarjetas black y los políticos huyen en coche y todo es muy apocalíptico y deprimente.

- Entiendo.

- El caso es que una auxiliar de enfermería encargada de atender a un misionero trasladado desde África contrae el ébola a pesar de que el Gobierno había insistido en que un contagio era imposible.

- Para empezar no está mal. ¿Seguro que no hay marines?

- No, no. Al poco tiempo de conocerse la noticia, la ministra de Sanidad, Ana Mato, comparece en público acompañada de otros altos cargos. Digamos que la ministra ejerce de moderadora y va dando la palabra al resto. No consiguen tranquilizar a la población, más bien lo contrario. Titubean, están nerviosos, la cámara no sabe a quién enfocar, y cuentan que no han llamado todavía a toda la gente con la que ha podido contactar la mujer contagiada y…

- Perdona, ¿pero comparecen sin haberse puesto en contacto con todas las personas que han podido relacionarse con la enferma?

El artículo sigue en eldiario.es y eldiarionorte.es

Javier De Andrés (PP) y la vivienda pagada con 100.000 euros en metálico

de andres si

El Mundo ha publicado esta mañana que la mujer del diputado general de Álava, Javier De Andrés (PP), fue investigada por Hacienda por realizar ingresos en metálico por 200.000 euros en una cuenta conjunta de un banco de Vitoria.

La noticia ha llegado en pleno debate de política general en las Juntas Generales de Álava. La oposición ha pedido explicaciones y por la mañana en una comparecencia con los medios el diputado general ha mostrado un documento de la Diputación que confirmaba que no había sido sancionado fiscalmente. Los partidos han continuado pidiendo explicaciones en el debate de la tarde y De Andrés ha ofrecido más datos. Haciendo le pidió en 2008 explicaciones por el pago en metálico de 101.104 euros para comprar su vivienda habitual. Las comprobaciones concluyeron que todo era legal. De Andrés ha acusado a El Mundo de publicar informaciones falsas.

Este es el audio completo con sus explicaciones.

“El día 15 de abril de 2008 gobernaba el PNV en la Diputación foral de Álava y gestionaba el departamento de Hacienda. Se nos convocó para que diéramos explicación en relación a un pago que se había efectuado el día 20 de junio de 2003. Tenía 35 años y no había sido todavía diputado foral. Un pago de 101.104 euros para el pago de mi vivienda habitual en una sucursal de la calle Independencia de la Caja Vital. Era el último pago a una sociedad que me vendió ese inmueble.

Para ello se dispuso dinero y esta es la información que se notifica a la Diputación foral de Álava a raíz de esa solicitud de aclaración, de comprobación, se notifica que ese importe de 101.104,67 euros procede de 23.500 euros de una cuenta de Caja de Burgos, 12.500 de una cuenta de Caja Vital y otros 3.600 de otra cuenta también de Caja Vital.

Y se informa que otros 60.000 euros que serían los que completan esa aportación fue un préstamo familiar que también se certifica por parte del actuario que intervino en la aclaración de esa información que se me solicitó y que se resolvió el 30 de enero de 2009 cuando concluyeron las actuaciones.

Y en esa diligencia de constancia de hechos, el actuario de la Diputación de Álava señala que se ha confirmado que había un préstamo familiar a nuestro favor de 60.000 euros y que “el resto del pago en efectivo se realizó mediante disposiciones de sus cuentas bancarias que han quedado acreditadas”. Una vez concluida la comprobación efectuada a ese familiar mío que me hizo el préstamo, con objeto de verificar la diputación los fondos prestados procede concluir y cerrar el expediente abierto a mi mujer y a mí mismo.

La realidad es que yo como tantas personas reuní el dinero de las cuentas corrientes que tenía y conté con un apoyo familiar porque yo tenía 35 años y, pues, me vino muy bien que alguien me ayudara.

(…)

¿Qué podía haber sido una transferencia? Podía haber sido una transferencia pero igual de legal es una transferencia que la gestión que utilizamos para hacer un pago único porque si no hubieran sido cuatro pagos distintos desde cuatro cuentas diferentes. Eran cuatro cuentas las que unieron ese pago final de mi vivienda particular y la decisión que tomamos la de reunir el dinero y hacer el ingreso en efectivo, cosa enteramente legal y que la diputación consultó, se aclaró y se zanjó.

Cuando le preguntas a Maroto por los insultos racistas a inmigrantes

Maroto Después de pasar un verano de entrevistas y tertulias en las que acusó a los magrebíes de no querer trabajar y vivir de las ayudas sociales, el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, ha presentado su plan para reformar la Renta de Garantía de Ingresos, la principal ayuda que se ofrece en Euskadi a los más desfavorecidos.

La rueda de prensa ha durado algo más de una hora, muy tensa, con preguntas incisivas y, la verdad, yo nunca había visto algo así. Ha sido como una entrevista de Ana Pastor pero con una decena de ‘Anas Pastor’ en las sillas de los periodistas.

Entre las preguntas, por ejemplo, una muy perspicaz de Iker Rioja de El Mundo que ha obligado a Maroto a reconocer que con su propuesta las amas de casa, que han trabajado toda la vida y no han cotizado nunca, tendrían prohibido acceder a la RGI.

Sobra decir que la propuesta de Maroto pretende endurecer el acceso a las ayudas sociales y, de salir adelante, dejaría fuera del sistema a muchos inmigrantes. Maroto propone impedir que las personas sin permiso de residencia reciban ayudas y quiere implantar un periodo de padrón mínimo de 10 años para acceder a ellas, entre otras medidas.

Uno de los momentos más tristes que me ha tocado vivir en esa sala de prensa a la que llevo acudiendo desde 1998 ha sido cuando le he preguntado a Maroto si quería lanzar un mensaje de tranquilidad a los vecinos de Vitoria para evitar los insultos racistas cada vez más frecuentes en la ciudad (expresamente he dicho “moros de mierda” y “putos moros” para que no se me fuera por los cerros de Úbeda).

El alcalde ha respondido que a él también le han insultado y que “no vale con hacer una denuncia por parte de un representante público porque eso lo puede hacer un ciudadano; cada uno lo puede expresar como considere y podrán errar o no en la manera de hacer su expresión, y podrán cometer incluso falta de apreciaciones sustanciales en cómo se expresan o en el contenido de lo que dicen”.

¿”Putos moros” y otros insultos son “falta de apreciaciones sustanciales”?

En un momento dado, le he insistido: “¿Pero, no va a censurar los insultos a los inmigrantes? “Yo no he dicho eso”, ha contestado pero ha seguido hablando y ni los ha censurado ni los ha rechazado.

Este es el audio con la pregunta y la respuesta.

Qué tristeza.

A Urkullu no le constan los proyectos de fracking en Euskadi

En mi último artículo en eldiarionorte.es (‘El fraude de Urkullu con el fracking’) expliqué cómo el inicial compromiso del lehendakari contra la fracturación hidráulica se ha ido difuminando con el paso del tiempo. El Gobierno vasco promueve junto a dos empresas norteamericanas varios pozos de exploración en Euskadi y los pasos que está dando van encaminados a poder abrirlos en el futuro.

Pues bien, esta semana el programa ‘Boulevard’ de Radio Euskadi entrevistaba a Iñigo Urkullu y le preguntaban por el fracking. Su respuesta es una prueba más de que las palabras no se corresponden con los hechos. En este caso, hasta límites en los que la periodista Maritxu Díez tiene que interrumpir al lehendakari para recordarle que lo que dice no es correcto.

Este es el extracto:

“- Nosotros como Gobierno, desde luego, lo que tenemos claro es el cumplimiento de la normativa existente de manera exigente en el respeto al medio ambiente y, segundo, que no nos consta ningún proyecto a nosotros como Gobierno vasco ni de explotación y tampoco de exploración, por lo tanto resp…(aquí es la interrupción)

- Pero, permisos de exploración sí están concedidos.

(Y ahora el lehendakari dice que sí están concedidos)

- Sí, están concedidos pero lo que vamos a ser es exigentes en el cumplimiento de la legalidad medioambiental y respetando absolutamente la iniciativa legislativa popular…”

Esta es la grabación. Minuto 44.

Por supuesto, esto puede ser un lapsus y el lehendakari no tiene por qué estar al tanto de todos los detalles sobre la acción de su gobierno, pero resulta un tanto extraño que, cuando el propio lehendakari ha preparado respuestas parlamentarias sobre el fracking en varias ocasiones y recientemente se han presentado en el Parlamento más de 100.000 firmas de apoyo a una Iniciativa Legislativa Popular contra el fracking, se atreva a decir que “no le consta” que haya ningún proyecto de explotación ni exploración de fracking en Euskadi.

La realidad es que hay varios proyectos de exploración en marcha y que, como decía antes, el propio Gobierno vasco a través de la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (SHESA) promueve varios de esos pozos junto a las empresas norteamericanas Heyco y Cambria. Algunos de los pozos van avanzando en sus trámites burocráticos y se esperan noticias el año que viene.

Precisamente en los últimos días, en Radio Bilbao de la Cadena Ser, Javier Valdés, el responsable de operaciones de SHESA (controlada por el Gobierno vasco), informaba de la situación de esos permisos que tienen concedidos. Él utiliza la palabra de investigación, que es el sinónimo utilizado por el Gobierno para los permisos de exploración.

“Álava ya está en la misma fase 2 que hemos comentado antes en Vizcaya, es decir, ya tiene el permiso de investigación adjudicado y lo que se están haciendo son los estudios. La ventaja de Álava es que ya hay mucha experiencia. En Álava se llevan perforando pozos desde los años cincuenta. En la zona de interés de los permisos Enara en la que estamos se han perforado 14 pozos productores de gas, es decir, el gas sabemos que existe por los datos que hay. Son pozos que no son rentables en términos convencionales y que la técnica de fractura hidráulica lo que puede permitir es saber si funciona o no funciona para hacer que esos pozos se conviertan en zonas rentables.

 

Gracias a @eidergorostiza y @Galeusca por ponerme sobre la pista de la entrevista al lehendakari. 

El fraude de Urkullu con el fracking

Hace ahora dos años, a las puertas de las elecciones autonómicas en Euskadi,  miles de personas se manifestaron contra el fracking por las calles de Vitoria. Euskadi era la primera comunidad autónoma de España en impulsar esta polémica técnica para obtener gas del subsuelo. El propio Gobierno vasco, en manos de Patxi López, había sido el promotor de varios pozos de exploración tras una visita a Estados Unidos. La pregunta que entonces se hacían esos manifestantes era sencilla: ¿el nuevo Gobierno vasco seguirá los pasos de Patxi López o renunciará al fracking?

La manifestación tuvo un éxito inesperado y Urkullu –entonces candidato a lehendakari y presumible ganador de las elecciones– se vio obligado a hacer público su compromiso contra el fracking. En su blog escribióNI EXPLOTACIÓN NI EXPLORACIÓN (las mayúsculas y las negritas son del propio Urkullu).

 

“Ni explotación, ni exploración con ninguna técnica, llámese fracking o llámese como se quiera, si no respeta los rigurosos estándares de protección de los bienes ambientales”, especificaba Urkullu, que citaba al Ayuntamiento de Kuartango y las Juntas Generales de Álava, donde el PNV ya se había posicionado en contra de esta técnica.

Urkullu salía así al paso de las sospechas de los activistas contra el fracking y de varios partidos políticos sobre el papel que podía jugar el PNV una vez que desembarcara en Ajuria Enea. Durante aquella campaña electoral y los meses posteriores, el mensaje, en público y en privado, de cargos y dirigentes del PNV fue siempre el mismo: ni explotación ni exploración. No habrá fracking en Euskadi.

Hace dos años, miles de personas salieron a las calles gritando ‘Fracking Ez’ (no al fracking) y la respuesta de Urkullu fue clara: podéis estar tranquilos, nosotros no seremos los que traigamos el fracking a Euskadi. Pero, ¿ha mantenido Urkullu su promesa? ¿está el Gobierno vasco trabajando en la actualidad para que el fracking no sea utilizado en Euskadi?

No lo parece.

El artículo sigue en eldiario.es y eldiarionorte.es.

 

Cuando el PP no te deja fumar mientras te echa el humo a la cara

Un poco de política ficción. Imaginen a Zapatero cuando gobernaba España (lo sé, lo sé, pero háganme ese favor). Un mes de agosto, Zapatero se decide a proponer un cambio de la Ley Electoral para propiciar la elección directa de los alcaldes. La reforma pretende supuestamente regenerar la vida política –y favorecer sus intereses electorales–  pero tiene un pequeño inconveniente: beneficia a Bildu. El PP, indignado como sólo él sabe indignarse, saca al ruedo a sus tertulianos star, zarandea el Congreso, convoca un par de manifestaciones o tres y termina acusando a Zapatero de traicionar a los muertos (mira, eso sí lo hizo el PP).

Bueno, pues Rajoy va por ese camino pero, eh, eh, que nadie le monte corrillos.

El artículo sigue en mi blog de eldiarionorte.es y eldiario.es

Un verano cualquiera en España

La prensa rosa le hace la ola a la nieta de Franco en el pazo donde veraneaba su abuelo y Federico García Lorca nos dejó. Homenajean a la Legión Cóndor. Los alcaldes de Valladolid y de Málaga compiten en el Grand Prix del machismo. Un grupo religioso planea instalar 1.300 cruces en los montes de Madrid. A Merkel se le cae un trozo de queso, se agacha y lo recoge.

El PP quiere reformar la Ley Electoral para profundizar en la democracia y que dos más dos sean seis por imperativo legal y, de paso, para quitarse de encima al rojerío que cuando suma dos y dos le salen cuatro. Botella pide a la Virgen de la Paloma empleo para todos y, se entiende, que también para ella. Pujol ha confesado pero, pobre, sus acólitos dicen que la culpa es de España, que él no quería. Y muchos lo sabían hace 30 años, pero justo cuando iban a contarlo les llamaron por teléfono y luego se les olvidó contarlo.

El artículo sigue en mi blog de eldiarionorte.es y eldiario.es

En el Parlamento vasco cobran dietas por desplazamiento durante las vacaciones

A pesar de estar de vacaciones y no ir a trabajar, los parlamentarios vascos siguen cobrando dietas de desplazamiento. Se trata de un importe fijo de 596 euros para los representantes que viven en Gipuzkoa, 543 para los de Bizkaia y 370 en el caso de los alaveses. Un dinero que están recibiendo también durante las vacaciones de este verano. En agosto, por ejemplo, el Parlamento va a pagar en total 38.018 euros por estas dietas denominadas “gastos de locomoción”.

El artículo que he escrito hoy sigue en cadenaser.com.