La inmigración en los medios de comunicación, a debate este martes en Vitoria

Gora GasteizLa plataforma ‘Gora Gasteiz’ ha organizado un coloquio sobre los medios de comunicación y las migraciones. Este martes, a las siete de la tarde en la Casa de Cultura de Vitoria, estaré compartiendo mesa con periodistas de El Correo, Gara, Noticias de Álava y Radio Vitoria. Hablaremos del papel del periodismo en el debate de la inmigración y de los acontecimientos que se están viviendo en los últimos meses en Vitoria con la campaña del alcalde Javier Maroto.

Elige tu propia aventura: el efecto Pedro Sánchez

Página 1. Rubalcaba ha dimitido y el PSOE se queda sin una cabeza visible. Susana Díaz quiere ser aclamada en Madrid, pero Eduardo Madina le chafa los planes. ¿Qué haces, Pedro Sánchez?

– Si te miras al espejo, pasa a la página 8.

– Si te haces un selfie, pasa a la página 9.

– Si te haces un selfie de tu propio selfie, pasa a la página 10.

– Si te presentas a las primarias a la secretaria general del PSOE, pasa a la página 13.

 

Página 13. Has decidido presentarte a las primarias y todo juega a tu favor. Definitivamente Madina no es tan guapo como tú (y no sonríe todo el rato). Sin embargo, alcanzar el poder en el PSOE no es tan sencillo. ¿Aceptas pactar con Susana Díaz?

-Si no sabes quién es Susana Díaz, pasa a la página 15.

-Si sabes quién es Susana Díaz, pero todavía no tienes su teléfono, pasa a la página 16.

– Si sabes quién es Susana Díaz, te ha costado pero ya has conseguido el teléfono, le llamas y no te coge (y llamas a Telepizza para comprobar que alguien te coge y no es cosa del teléfono), pasa a la página 18 .

-Si amenazas con volverte feo en caso de que Susana Díaz no te coja el teléfono, pasa a la página 23.

 

Página 23. Tus amenazas han surtido efecto y Susana Díaz ha cogido el teléfono. Todo está cerrado. Cuentas con el apoyo de la federación más poderosa del partido. Se celebran las votaciones y la mayoría de la militancia te vota. Como flamante secretario general del PSOE, ¿cumples tu promesa de celebrar primarias de forma inmediata para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno?

-Si nadie te había avisado de que habías hecho esa promesa, pasa a la página 44.

-Si sabías que habías hecho esa promesa pero nadie te había avisado de que las promesas había que cumplirlas, pasa a la página 44.

-Si consideras que celebrar primarias tan pronto es una conspiración para que la gente no pueda tener un presidente del Gobierno guapo, pasa a la página 44.

 

Página 44. Has incumplido la promesa de las primarias pero el mundo no se ha venido abajo ni se han roto los espejos. En todo caso, esto no va a ser un camino de rosas. Al parecer, ha surgido una formación política nueva formada por una especie de tertulianos que leen libros y hablan con expresiones extrañas como “ocupar la centralidad del tablero político”. ¿Qué haces para evitar que amplíen su respaldo y pongan en peligro el papel predominante del PSOE en la izquierda española?

-Si te dejas coleta, pasa a la página 52.

-Si les llamas populistas (bolivarianos, se entiende) y te confunden con Hermann Terstch por la calle, pasa a la página 54.

-Si haces como que no existen, desintonizas La Sexta y Cuatro de tu televisor y dejas que la vida transcurra plácidamente entre espejos y selfies, pasa a la página 57.

– Si decides hacer autocrítica (bueno en realidad se trata de criticar a Zapatero y la modificación del artículo 135 de la Constitución), pasa a la página 65.

 

Página 65. Mmmm. Contra todo pronóstico, a Zapatero no le ha gustado que te metas con él y se ha reunido a escondidas con Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. El encuentro se ha filtrado a la prensa. Vaya jugada. Luego hay quien le llama Bambi. ¿Y ahora?

-Si decides mirar la foto de Zapatero y cerciorarte de que no es tan guapo como tú, pasa a la página 79.

-Si decides llamar a Zapatero, pero resulta que no tienes su teléfono y qué pereza amenazar otra vez con volverte feo, pasa a la página 83.

-Si decides dar un puñetazo en la mesa, tomar por fin la iniciativa y no darle la mano a Zapatero en un acto público y que se fastidie, seguro que con eso no va a poder vivir tranquilo el resto de su vida, pasa a la página 91.

 

Página 91. “La verdad es que Zapatero no parecía tan afectado cuando he decidido no darle la mano, a él tampoco le apetecía mucho”, has pensado mientras escuchas en la radio que Susana Díaz va a adelantar las elecciones andaluzas para asestar un golpe electoral al PP y a Podemos, que la lleve primero a Ferraz y luego a la Moncloa. Y, evidentemente, si ella está en la Moncloa, tú no estás en la Moncloa. ¿Qué haces para poder llegar a la Moncloa antes que Susana Díaz?

-Si te apuntas a una visita guiada a la Moncloa, pasa a la página 93.

-Si llamas a Susana Díaz para convencerle de que esas cosas no se hacen, pero al otro lado del teléfono dicen que es Telepizza, pasa a la página 96.

-Si decides alcanzar con Rajoy un pacto contra el terrorismo yihadista que avala la cadena perpetua y que precisamente se va a firmar en la Moncloa, pasa a la página 100.

 

Página 100. El miércoles te levantas y el CIS sitúa a Podemos como segunda fuerza política, por delante del PSOE. Fin.

Este artículo fue publicado en eldiario.es y eldiarionorte.es el 4 de febrero de 2015.

A la cama, que viene la portada de La Razón

Portada-Razon_EDIIMA20150126_0002_13

Detrás de las portadas de La Razón podría haber un periódico, me habían asegurado fuentes de toda solvencia, pero no terminaba de creérmelo hasta que una mañana de resaca en Madrid asistí a un extraño acontecimiento cuando me disponía a comprar la prensa en un quiosco de la estación de Chamartín. Un señor mayor con gabardina y bien aseado, aprovechando mi estado comatoso, se me adelantó con un quiebro de cadera y tomó con sus pulcras manos un ejemplar de La Razón. En ese preciso momento, la manzana de Marhuenda cayó sobre mi cabeza. Finalmente, La Razón existía, contra lo que mis abominables prejuicios habían sostenido durante tanto tiempo.

Esta falsa creencia procedía del hecho de vivir en un pequeño país, Euskadi, en el que a La Razón se le hace menos caso que a González Pons en una cena de politólogos. Ni siquiera abanderan La Razón los mandamases locales del PP, a los que se les supone cierta predisposición ideológica a leer el periódico que mejor trata a su jefe en un momento en el que casi nadie trata bien a su jefe. Pero ya se sabe, los del PP en Euskadi son muy pop para estas cosas y no les gusta que se piense que van demasiado a misa.

Por eso, como a miles de vascos (y sospecho que no solo vascos), La Razón nos ha llegado de refilón, por las redes sociales y casi a medianoche, cuando Marhuenda desea educadamente las buenas noches y enlaza la portada que recorrerá Twitter de punta a punta para perderse en el tiempo -y en discusiones sobre Grecia- como lágrimas en la lluvia. Cuando has visto la portada de La Razón, puedes decir que el día ha terminado, incluso que el día ha terminado contigo. En casa a las niñas, cuando están revoltosas, les decimos que es hora de ir a la cama o viene la portada de La Razón.

La portada de La Razón se ha convertido en un género en sí mismo, capaz de ensanchar los límites de la realidad como un escritor posmoderno de la escuela de Foster Wallace. Y ofrece una píldora balsámica que nos aleja de las tediosas responsabilidades de la vida adulta, aunque solo sea por un puñado de segundos. A portadas, es muy difícil batir a La Razón.

Yo, que durante años he comprado el ABC por su atractivo suplemento cultural, he terminado rindiéndome a las portadas de La Razón y cuando veo a Marhuenda en la tele, no puedo evitar que me caiga bien a pesar de que esté defendiendo lo indefendible, o precisamente por eso.

Uno de los grandes misterios de La Razón es cómo puede gobernarse el periódico mientras su capitán salta de tertulia en tertulia, que solo le falta ya colarse en Gran Hermano VIP y aclararle a Belén Esteban que el PP no tenía una caja B. En todo caso, la presencia de directores de medios en las tertulias confirma que, siendo importante el papel de un director o jefe en un periódico, no es el trabajador más imprescindible.

Recuerdo, hace muchos años, a compañeros que venían de visita a Euskadi y nos hablaban de la capacidad de los medios más conservadores para marcar la agenda política en Madrid, y a nosotros eso nos sonaba a algo muy lejano, como pedir una caña y que te pongan tapas gratis. Claro está que todo esto ocurría antes de la Era de Twitter y las Tertulias en Televisión, cuando todavía se fumaba en las redacciones y pegar voces después de conseguir una exclusiva no estaba mal visto y no te mandaban callar. Los tiempos han cambiado y ya podemos disfrutar de las portadas de La Razón como el resto de los españoles.

Este artículo fue publicado en eldiario.es y eldiarionorte.es el 28 de enero de 2015. 

Tres entrevistas a escritores en televisión: Pla, Foster Wallace y Kerouac

En las últimas semanas he disfrutado de varias entrevistas a escritores emitidas en televisión hace muchos años. Hace tantos años que nuestra mente no está acostumbrada a que dos personas estén tanto tiempo hablando sin interrupciones en televisión (es decir, más de 12 minutos aproximadamente), sin anuncios, sin vídeos, sin experimentos científicos con gaseosa… Ahí van. Son dos más un bonus track.

Josep Pla con Joaquín Soler Serrano en TVE. 1976. 

 

David Foster Wallace con Charlie Rose en la PBS. 1997.

 

Y de regalo, Kerouac con Steve Allen en 1959. Esto no es una entrevista propiamente dicha, o sí. Allen toca el piano mientras charla con Kerouac, que termina leyendo un pasaje de ‘On the Road’.

Vuelve Aznar, permanezcan en el interior de sus hogares

Vuelve Aznar la semana en la que los tribunales han aclarado que Esperanza llegaba tarde a algún lado y Ramón García ha estrenado un programa de televisión. Difícil un recibimiento mejor si no fuera porque Bárcenas merodea por los alrededores y quién sabe si la omertá está garantizada. Vuelve Aznar, en todo caso, con la sensación de que nunca se fue del todo, y de que no son suficientes para su huraño ego las veces que sus fans le recuerdan que ha sido el mejor presidente de la democracia.

Tras el plantón en las últimas elecciones europeas, Aznar vuelve este viernes en el arranque de la convención del PP para levantar el ánimo a sus compañeros, deprimidos por las encuestas en las que les sangran esos votantes que son incapaces de entender que todo este sacrificio es por su bien. Al PP le ha faltado un poco de piel, dice Floriano, pero a la hora de la verdad ha recurrido a los abdominales de Aznar.

Le ocurre al Partido Popular que no sabe qué pinchar para evitar que se le vaya la gente de la fiesta, así que ha decidido poner al DJ a mezclar Los Planetas con Sergio Dalma y Eskorbuto para llegar a todos los corazones, a riesgo de quedarse sin ninguno. O quizás soltar la red pelágica sea su mejor opción. El caso es que tanto lanza arrumacos al votante de centro prometiéndole que todo va a ir mejor para su bolsillo, como pone el turbo de las detenciones para que no huyan los lectores del Abc y La Razón. El PP necesita a ambos para no perder, y si por el centro no le creen demasiado, por la derecha le están saliendo partidos y manifestaciones que amenazan la fidelidad de los convencidos.

Decía  Anson en El Mundo que la unidad de España es lo primero para el votante del centro derecha español, por encima del éxito económico. Antes una España con sobredosis de paro que una España rota. Antes una España arruinada que una España en la que Artur Mas sonríe más que Rajoy. Y ahí es donde se entiende el regreso de Aznar, martillo de separatistas y de Papas con ganas de hacernos una vasectomía. Así como han echado de Gran Hermano a Los Chunguitos por decir barbaridades, a Aznar le han invitado a entrar en la casa precisamente para que suelte unas cuantas.

De forma que vuelve Aznar al fondo sur del que fue expulsado por un Rajoy con el que no se habla porque Rajoy le necesita ahora para que la emoción patriótica del marido de Botella amortigüe los  reproches de traición que se van a escuchar el sábado en la manifestación de la AVT.

Y el regreso de Aznar en Madrid no va a ser un concierto de una noche. Segúncuenta Cué en El País, el expresidente está siendo reclamado para mítines en varias autonomías. Habrá gira para alborozo de esos simpatizantes del PP que no comprenden por qué el Gobierno renunció a la ley del aborto. Para el resto, vuelve Aznar así que permanezcan en el interior de sus hogares.

Este artículo fue publicado en eldiario.es y eldiarionorte.es el 21 de enero de 2015. 

Siete frases de filósofos griegos para Rajoy

Estimado Mariano Rajoy Brey:

He leído que ha emprendido usted un viaje a Grecia para apoyar al primer ministro Andonis Samarás frente a los partisanos bolcheviques de Syriza. Sin poner en cuestión este gesto audaz aunque inusual en su previsible agenda presidencial y dado que la visita ha sido fugaz, me permito acercarle un puñado de frases de algunos filósofos griegos (y un poeta como Sófocles) que quizás le permitan en posteriores ocasiones romper el hielo cuando converse con Samarás en Atenas. No todo va a ser hablar de fútbol.

Por otro lado, esta humilde guía quizás le sirva para llenar de sabiduría el siempre ingrato ejercicio de la política en estos tiempos tan tormentosos, y en cierta manera estas frases permiten explicar también los últimos años de la historia de nuestro glorioso país.

Por cierto, si esta vez no ha tenido oportunidad, no lo deje pasar la próxima: el Partenón mola mazo.

“Un estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por unas buenas leyes” (Aristóteles)

Estimado presidente del Gobierno, ¿es usted una buena persona? Se lo pregunto porque en lo de las buenas leyes no se han esmerado mucho. Su gobierno se ha marcado una reforma laboral que mantiene la segunda tasa de paro más alta de Europa y que ha fomentado la precariedad. Y por si a alguien se le ocurre protestar, nos han regalado de propina la Ley Mordaza. Parece que legislaran ustedes para las grandes empresas y los bancos antes que para sus gobernados. Sin ánimo de ofender, pero va a tener que ser usted más bueno que el Dalai Lama para compensar sus pésimas leyes.

 

“El hombre que no se contenta con poco, no se contenta con nada” (Epícuro de Samos)

Estimado presidente del Gobierno, si algún día se hace una versión cinematográfica del caso Bárcenas, ésta será la frase perfecta para promocionar la película. No contentos con los sueldos que cobraban ustedes de las instituciones públicas, se autonegociaron un convenio colectivo con sobres de todos los tamaños para compensar sus labores dentro del partido. Ustedes deben de trabajar mucho pero apenas se les ven ojeras, ¿qué cremas utilizan? ¿Y, en todo caso, no cree que deberían de dar algo de ejemplo mientras nos piden a los demás que nos sacrifiquemos por el bien de España y aceptemos que nos bajen el sueldo o nos echen a la calle?

 

“Tenemos dos orejas y una sola boca, justamente para oír más y hablar menos” (Zenón de Citio)

Estimado presidente del Gobierno, a veces ustedes tienen cien bocas y media oreja, y apenas escuchan los lamentos de la gente. Pareciera que les molestan las desgracias ajenas que ustedes mismos están provocando, como importunan los mendigos a quienes van camino de una junta de accionistas. Y, sin embargo, les sobran bocas para insultar a las familias de las víctimas del franquismo, los enfermos de la hepatitis C y la inteligencia de los españoles en general. A España no le vendría mal que ustedes hablaran menos y escucharan más.

 

“Si me engañas una vez, tuya es la culpa; si me engañas dos, es mía” (Anaxágoras)

Estimado presidente del Gobierno, no le voy a negar que en esta cuestión los ciudadanos tenemos predisposición a ser engañados y que pareciera que disfrutáramos en desenmarañar sus trampas haciéndonos primero los despistados para después rompernos la camisa sorprendidos. Pero ustedes han superado todos los records establecidos hasta la fecha y ni siquiera disimulan las razias en los informativos de TVE. Son los Sergéi Bubka del engaño político y lo hacen con la misma naturalidad con la que robaba Jaume Matas un jueves cualquiera.

 

“No hay ningún dolor como una larga vida” (Sófocles)

Estimado presidente del Gobierno, a finales de 2012 anunciaron ustedes que la recuperación llegaría en 2013. A finales de 2013 dijeron que sería en 2014, y ahora afirman que en 2015 por fin llegará la recuperación a nuestros bolsillos (porque se entiende que a los suyos ya ha llegado si es que se fue alguna vez). De repetitiva que está resultando esta legislatura se está haciendo larga y dolorosa. Hasta a usted se le nota desganado como a Bill Murray en el Día de la Marmota. ¿No le entran ganas a veces de adelantar las elecciones a lo loco?

 

“La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos” (Platón)

Estimado presidente del Gobierno, cualquiera diría que Platón es miembro del Comité Ejecutivo del PP y que nos está recordando que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, y que todos queríamos tener cien teles de plasma supergigantes y confeti mientras visten a nuestras hijas por las mañanas. Esto es lo que nos venían ustedes a decir durante los primeros años de su gobierno, aunque ahora que se acercan las elecciones han bajado la intensidad del insultómetro.

 

“Yo solo sé que no sé nada” (Sócrates)

Estimado presidente del Gobierno, no me extrañaría nada que Floriano eligiera este lema para su próxima campaña electoral.

Artículo publicado en eldiario.es y eldiarionorte.es el 14 de enero de 2015. 

Feliz Año Nuevo a todos menos a ellos

Feliz Año Nuevo a todos.

Feliz Año Nuevo a todos menos a Rajoy que anunció que la crisis ya era historia el mismo día que  miles de personas se manifestaban en Avilés contra el despido de 400 trabajadores de la planta de Alcoa. Feliz Año Nuevo a todos menos a los que proponen que los niños de Toledo reciban la quimioterapia en sillas. A todos menos a los responsables sanitarios que dejan morir a enfermos de hepatitis C.

Feliz Año Nuevo a todos menos a Kutxabank,  el banco que más desahucios ejecuta en Euskadi y que más halagos recibe de la prensa. A todos menos a los portavoces que dicen que las víctimas del franquismo sólo se acuerdan de desenterrar a sus familiares cuando hay subvenciones. Feliz Año Nuevo a todos menos a los que van a dejar 200.000 establecimientos comerciales al borde del cierre.

Feliz Año Nuevo a todos menos a los que siguen guardando su dinero en paraísos fiscales. A todos menos a los que quieren despedir a 127 trabajadores en Madrid Río. Y a 54 en Arcelor Mittal en Álava. Feliz Año Nuevo a todos menos a los políticos corruptos y a los que sólo ven la corrupción en el ojo ajeno.

Feliz Año Nuevo a todos menos a los que bombardean Gaza y los que apalean a inmigrantes. A todos menos a Rato, Blesa y el resto de la estirpe de amiguetes-qué-hay-de-lo-mío. Feliz Año Nuevo a todos menos a los que encubren a los ultras. A todos menos a los que convierten los barrios de siempre en copias de Williamsburg.

Feliz Año Nuevo a todos menos a los dogmáticos y a los que buscan cabezas de turco. A todos menos a los que quieren enfrentar a los pobres contra los pobres y a los que son fuertes con los débiles y débiles con los fuertes. Feliz Año Nuevo a todos menos a los que nos cuentan que nos va a ir mejor cuando a ellos siempre les ha ido bien a costa de los demás. Feliz Año a todos menos a los que creen que no es para tanto y que todo depende de ti.

Feliz Año Nuevo a todos menos a ellos.

Este artículo fue publicado el 1 de enero de 2014 en eldiarionorte.es y eldiario.es

Mis últimos artículos en eldiarionorte.es

Os dejo aquí los enlaces a los últimos artículos que he escrito en eldiarionorte.es y eldiario.es.

Diccionario de la RAE para sobrevivir en la España de Rajoy

Un paraíso de los derechos humanos llamado Corea del Norte

La realidad oculta de las torturas en España

No es un problema de comunicación, estúpido

El silencio que oculta la corrupción

Ministro de Sanidad es poca cosa, Alfonso

Las torturas de la CIA en versión española

Lasa y Zabala, los años del terrorismo de Estado

Al director de cine Pablo Malo no le dejaron rodar en La Cumbre, el palacio de San Sebastián en el que Lasa y Zabala fueron torturados antes de que los remataran de un tiro en la nuca y cubrieran sus cadáveres con cal viva en una fosa en Alicante. “No pudimos rodar en La Cumbre y luego nos enteramos de que la orden llegó de Madrid. Hubo inquietudes por no decir presiones”, explicaba en septiembre durante la presentación de la película ‘Lasa y Zabala’ que se estrena mañana en los cines.

En La Cumbre, una villa destartalada que los policías usaban para guardar sus motocicletas o jugar a tenis, Lasa y Zabala fueron presumiblemente torturados. Aunque los tribunales no entraron a valorar las torturas –una práctica policial muy corriente en aquellos años–, los forenses relataron que sus cuerpos aparecieron“desnudos, atados, amordazados, con los ojos tapados y cubiertos de apósitos cicatrizantes en el tórax, los muslos y los pies”. “Fue una tortura con mucha sangre o con mucho daño, y muy brutal”, recuerda Francisco Echeberria, el forense de la familia que analizó el estado de los cadáveres hallados en Alicante.

El comandante de la Guardia Civil, Enrique Rodríguez Galindo, al frente del cuartel de Intxaurrondo, dio en 1983 la orden de secuestrarlos en Baiona, la ciudad del otro lado de la muga a la que Lasa y Zabala habían huido unos años antes tras participar en un atraco en Tolosa atribuido a ETA. Fueron las primeras víctimas de los GAL, creados y auspiciados por el Estado para intentar acabar con el llamado santuario de la banda terrorista ETA en Francia.

Los cuerpos de Joxean Lasa y Joxi Zabala no se descubrirían hasta 1995. Para entonces Galindo había sido ascendido a general y disfrutaba del título de héroe en la lucha contra ETA, y las salas de tortura del palacio de La Cumbre se habían reconvertido en una sala de billar y unas cocinas. Todo parecía olvidado.

El proceso judicial que siguió al descubrimiento de los cadáveres desveló la trama verde de los GAL: la implicación de miembros de la Guardia Civil en crímenes de terrorismo de Estado. Los principales responsables del asesinato fueron encarcelados aunque no tardaron mucho en salir de prisión.

Galindo fue condenado a 71 años de cárcel. En el año 2000 entró en la cárcel y cuatro años después estaba cumpliendo la condena en casa por motivos de salud. En 2005 le concedieron el tercer grado y en 2013 la libertad condicional. El gobernador civil Julen Elgorriaga también fue condenado a 71 años de cárcel, pero pasó en prisión menos de dos años. Los guardias civiles Enrique Dorado y Felipe Bayo, condenados a 67 años cada uno, consiguieron el tercer grado en menos de 8 años.

31 años después de aquel asesinato, el director de la película no ha podido rodar en La Cumbre. El terrorismo de Estado sigue incomodando en algunas esferas del poder.

El artículo sigue en eldiario.es y eldiarionorte.es